EL APOYO DEL AUXILIAR EN EL AULA

Aunque soy maestra, nunca pierdo de vista mi papel como madre de una alumna en educación infantil en un centro bilingüe. Por ello, cada día intento dar lo mejor de mí misma a la hora de transmitir el inglés en el aula y aprovecho el mejor de los recursos con el que cuento en mi trabajo; el auxiliar de conversación nativo. Esta figura es un colaborador lingüístico de habla inglesa o residente en un país angloparlante, graduado con experiencia en materia educativa y que posee un título para enseñar esta lengua.

La aparición de los auxiliares supuso una gran salida para el Proyecto Bilingüe que comenzaba a dar sus primeros pasos oficiales en el 2008 en la Comunidad de Madrid, ya que el objetivo principal de este Proyecto consistía en fomentar una actitud positiva hacia la lengua extranjera, aumentar el nivel de inglés en los alumnos y así conseguir progresivamente que sean bilingües. Para ello, es fundamental una educación en la que la lengua inglesa sea utilizada como medio para aprender otras asignaturas del currículo en situaciones reales y contextualizadas, y no hay mejor y más natural manera de conseguirlo que con la presencia del auxiliar nativo en el aula y la inmersión lingüística que ello conlleva.

En el Colegio Madrigal apostamos por el papel de esta figura ya que se ha convertido en un gran apoyo para la mejora de las competencias lingüísticas en inglés y sobre todo, supone un aumento en la motivación a la hora de practicar el idioma. La labor fundamental de los auxiliares en nuestro centro es acercar su cultura, despertando en los alumnos su interés por comunicarse con ellos. Además, nos ayudan con la mejora de la pronunciación y tienen un papel fundamental en la preparación de la destreza oral en los exámenes oficiales de nuestro centro bilingüe.

Silvia Jiménez